Alice McDermott – Alguien

Un día antes de morir, Pegeen me había mirado fijamente. Había concebido un plan y le brillaban los ojos. Si lo veo, dijo, me acercaré a él. Fingiré una caída, ¿entiendes? Justo a su lado. Y entonces él me cogerá en volandas y me dirá: «¿Usted otra vez?». Alguien amable.

Eso me dijo la pobrecilla, la pobre inocente. Y, entonces, ya veremos.

arton1419.jpg            A veces a la hora de que nos emocione e intrigue un libro, una película o una historia en general, necesitamos que el relato esté lleno de altibajos, situaciones dramáticas y, en general, conflictos. Siempre me he preguntado el porqué, ya que mi necesidad a la hora de que una historia me llegue no es esa, sino más bien que sea creíble, real. En el caso de Alguien (Libros del Asteroide, 2015), de Alice McDermott, mis deseos se hacen realidad, y espero que los vuestros también.

            En Alguien, nuestra querida narradora, Marie, nos cuenta su vida en Brooklyn a mediados del siglo XX, desde su infancia hasta su vejez, pasando por el camino por el que todos pasamos: la pérdida de la tan preciada inocencia con la que nacemos y que tan poco dura, el despertar sexual, su primer corazón roto, la estabilidad matrimonial alcanzada, la dura condición de ser mujer, el dolor de la muerte de los seres queridos, el sufrimiento y el amor al dar a luz a su primer hijo y, en definitiva, la vida en sí. Otro gran personaje de esta novela, Gabe, que aparenta ser perfecto —sacerdote, culto, educado, recto en su camino— acaba “descarrilándose” y sigue el camino imperfecto que seguimos todos y que nos hace reales.

            Así pues, esta novela es especial porque, pese a que podría tratar un tema fuera de lo normal, no lo hace y se sitúa en cómo lo cotidiano es, a veces, lo más emocionante. No necesitamos de un thriller para crear tensión, pues la verdadera tensión reside en esto, en el “aquí y ahora” de cada día. Y Alice McDermott sabe conseguir eso de una forma sublime y bellísima, con un estilo literario que, pese a ser lento, nos atrapa con su liricismo y melancolía. Desde la perspectiva de Marie y a través de los relatos que nos cuenta, pasados por el filtro de sus recuerdos, sentimos la existencia, el dolor y la alegría. Sentimos la emoción cuando, tras dar a luz y casi perder a su hijo o a ella misma en el intento, descubrimos el amor de una madre cuando nos reconoce, al ver a su hijo en la cuna, que su amor por él y la necesidad que él tiene de ella había conseguido darle un valor y un amor a su vida mayor que el que cualquier le había dado antes. En ese crucial momento, Marie advierte que, esta vez, amor era lo que se necesitaba de ella, y «darlo, no sólo buscarlo y devolverlo».

            Escenas como la anteriormente descrita, el misterio de su hermano Gabe que, tras estar en la senda de Dios, se pierde en ella, vive un ataque de locura y es ingresado en un psiquiátrico, unido todo a su precioso estilo literario, te ayudan a entrar en el mundo de estos personajes que, aunque no tienen nada fuera de lo normal, resultan más interesantes que cualquier exageración de los personajes que es comúnmente dada en la literatura. Sin embargo, si este libro tiene algún punto flojo es que se desinfla un poco por el final y, por ello, acaba pasando desapercibido y no quedándose dentro de ti durante mucho tiempo.

            De todas maneras, Alguien es un libro que merece ser leído porque los mejores conflictos suceden en la realidad, porque el arte es quien la imita —y no viceversa—, y porque nuestros sufrimientos y nuestras alegrías pasan desapercibidos y no nos damos cuenta de que la vida de cada uno, la de cualquiera, puede ser emocionante e intensa si es bien contada.

NOTA: 3/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s