Ryu Murakami – Azul casi transparente

Y porque haya escrito este libro, no creas que he cambiado. Sigo siendo igual que entonces, de veras.

CM148_G            En Azul casi transparente, publicada en el 1979 y en España por Anagrama en 1997, Ryū Murakami nos lo deja claro a través de su protagonista homónimo: «Y porque haya escrito este libro, no creas que he cambiado. Sigo siendo igual que entonces, de veras». La primera novela del autor se sitúa en Japón alrededor de los años 70 pero lo más importante de ella es el “aquí y ahora” de los personajes en ese momento. Dentro de un círculo vicioso de drogas, sexo y violencia, el lector, tras su lectura, puede sentir lo mismo que Ryū: nada ha cambiado en nosotros. Este estatismo en el que nos vemos envueltos está lejos de ser un punto flojo del libro e, incluso, acaba por maravillarnos.

            Los personajes de la novela (Ryū, Lily, Kei, Yoshiyama, Okinawa, Reiko…) no sólo intentan huir de dicho estatismo mediante la práctica autodestructiva hedonista sino que, además, están desprovistos de cualquier tipo de humanidad: pelean airadamente entre ellos y, a pesar de que no dejan de organizar brutales orgías, notamos una falta de placer hasta en el sexo. Su extrema pasividad deja al lector una sensación de desasosiego desde el principio de la narración hasta el final. Quizás, también, nos acompañará durante un tiempo un regusto al sabor del desencanto que los personajes viven a pesar de sus fútiles intentos por sentir cada gota de la vida por encima de ellos mismos.

            Azul casi transparente te destroza con las escenas violentas, extremadamente sexuales y llenas de abusos de drogas; te incomoda tanto que, para personas que aman el exceso como yo, llega a enamorar. Nada que ver, pues, con el otro famoso Murakami —Haruki—, conocido por su alto nivel de sentimentalismo en sus novelas. Ryū basa su encanto y su sello literario en lo completamente opuesto: pormenorizar lo más bajo e inhumano hasta que resulte atractivo, a través de su impresionante capacidad para describir tan cruda y visualmente las imágenes que pareces vivirlas en primera persona. Y, entonces, justo ahí encontramos la clave para leerle —y amarle—.

            Pero siempre hay un porqué. ¿Cuál es el porqué de este libro? ¿Para qué esas descripciones tan brutales de orgías, de inyecta de drogas, de autodestrucción casi suicida? Porque tanto Ryū Murakami como Ryū narrador lo hacen todo tan real que duele, aunque no lo sepan. Duele mucho. Duele tanto que, cuando llegas a la parte en la que te desentierran el verdadero objetivo de esta obra, tú ya lo sabías pero no eras consciente de ello: «[…]creo que realmente duele siempre, sabes, las veces que no duele es porque te olvidas, simplemente te olvidas de que duele, sabes, y no es que me ocurra sólo a mí porque esté podrido, todo el mundo siente dolor. Así que cuando realmente me empieza a atacar, de alguna forma me siento calmado, porque soy yo otra vez».

            Azul casi transparente es, pese a la pasividad de sus personajes, una novela triste, de un triste negro y vacío, como la mañana después de una noche de desenfreno en la que ya no hay emoción y sólo nos observamos a nosotros mismos, preguntándonos si es que la ha habido en algún momento.

            Para finalizar, no os prometo que cambiemos al acabar esta novela, pero sí que os hará más conscientes de vosotros mismos y, sobre todo, más conscientes del dolor —algo que los protagonistas parecen buscar y que, al menos, los dos Ryū consiguen hacer con nosotros—. Y con el morbo que nos dan —¡reconocedlo!— el sexo duro, las drogas y la violencia, mucho mejor.

NOTA: 4/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s