Belén Gopegui – La conquista del aire

En la madrugada del 26 de noviembre de 1996, Carlos Maceda, Santiago Álvarez y Marta Timoner duermen. Sobre su piel cansada, el mundo está ordenado en apariencia.       

9788499899480.jpg            El más crudo realismo contado desde la más pura subjetividad armoniza La conquista del aire, tercera novela de Belén Gopegui, llevada al cine a manos de Guillermo Herrero bajo el nombre de Las razones de mis amigos (2000).

            Tres amigos —Carlos, Marta y Santiago— y sus respectivas parejas y exparejas ven sus propias vidas cuestionadas cuando Carlos les pide un préstamo de cuatro millones de pesetas para poder remontar su empresa. Los tres amigos tienen una herencia económica diferente pero comparten los valores ideológicos de la izquierda con los que crecieron. Pese a esos valores, el dinero que tenían guardado en su banco, estático, empieza a volverse necesario para Marta y Santiago y para sus parejas. El porqué es la principal pregunta que ellos mismos intentan resolver a lo largo de la novela.

            La entrega de esos millones sirve como túnel para dar paso a los temas principales: la pérdida de la juventud y de los valores a los que tanto nos aferramos, la necesidad de una posición económica holgada que lucha contra esos valores y, en definitiva, la derrota por parte del romanticismo ideológico para dar paso a la aceptación de que «la vida prosigue aunque actuemos como cobardes o como héroes, […] no impone ninguna disciplina sino la de aceptar la vida incuestionablemente».

            Es relativamente fácil crear una historia con un argumento que enganche, que interese, y, por eso, Gopegui no nos presenta una novela cuyo punto fuerte resida en la tensión argumental o en la necesidad de entretener con ella.  Es más difícil su magnífico trabajo al perfilar estos personajes de una forma tan personal. A través del enfoque narrativo múltiple, produce una gran profundidad psicológica en los personajes mediante el continuo fluido de sus pensamientos y sentimientos  hasta que los lectores nos encontramos dentro de ellos, desdoblando nuestra personalidad cada vez que los narradores alternan y sufriendo todas sus penas, desencantos o inquietudes.

            La conquista del aire es una novela realista con un estilo narrativo muy poético y subjetivo. Por este motivo y por el tema tratado, que por ahora no envejece, destaca por encima de todas aquellas novelas que tratan el tema del dinero o el de la aceptación de la vida adulta —que no son pocas— pues, ¿qué mejor manera hay de contar la realidad de todos si no la hacemos nuestra antes?

NOTA: 5/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s